Seguidores

jueves, 14 de enero de 2010

LA DELGADO



La Delgado llega y pasa
Se acurruca y se refugia
En el quicio bajo el arco
Confundida incomprendida
Pálida en su delgadez
Como luz de vela tenue
Cuando ya se esconde el sol
Y de los hilos tejidos
Poe esas manos del tiempo
Encuentro amigos, memorias
Que el olvido no ha borrado

Semidesnuda a mi puerta
Con semblante sonriente
Y un color aceitunado
El frío su cuerpo no siente
Siempre llega la, Delgado
Como una hoja en el viento
Las verdades de la vida
En su corazón inquieto
Revolotean conscientes

Por la maña temprano
En invierno y en verano
Todos los días del año
Ella mira y me sonríe
Me saluda con la mano
Es alimento constante
Y ejercicio estimulante
Intercambiar sentimientos
De nuestras almas errantes

Cuando nacemos al mundo
Se nos cierran los sentidos
Angosto y largo el sendero
Tropezando una y mil veces
Nos levantemos de nuevo
Renovadas nuestras fuerzas
Recogemos lo mejor
Que la vida nos ofrece

Y del quicio de la puerta
Corriendo pero contenta
Por que el tiempo se hace corto
Se escapa su alma inquieta
La oscura tarde la envuelve
En sus ojos falta el brillo
Su cuerpo esbelto y menudo
Tiene andares elegantes
Pero lentos y cansados

Ha pasado mucho tiempo
De aquel arco aquella puerta
Ya solo queda el recuerdo
No hay veranos ni hay inviernos
Ni más tardes ni mañanas
Ya no ha vuelto la Delgado
Ya no corre apresura.
Su nombre era Rosa Dorada.
Ambar 

7 comentarios:

  1. AMBAR, las letras se deslizan suavemente, con cierta melancolía.


    Recibe un gran abrazo amiga mía.

    ResponderEliminar
  2. Pues sí, es cierto me acuerdo mucho de mi amiga, el nombre no es el suyo pero el apellido sí, investigadora científico-química estudiando en la universidad de Reading.
    A veces nos pone triste recordar a los que hace muchos años que no ves.
    Un abrazo para tí también, y me voy a comer una manzana.

    ResponderEliminar
  3. Estube leyendo algunos de tus poemas tia,me has dejado impresionado.Un beso.

    ResponderEliminar
  4. Si te han gustado y en algo te ayudan ya me doy por satisfecha, y muchas gracias por visitar este pequeño rinconcito, aunque no te has identificado, tu comentario y los de mis amigos me ayudan a seguir y me dan ánimos. Gracias.
    Ambar.

    ResponderEliminar
  5. el final hermoso Rosa y asdemas dorada ...la rosa la flor predilecta por mi nunca falta e mis publicaciones la rosa ahora fijate y si vas tirando al archivo veras que no faltan mis rosas en ningun post.
    besos muy lindo tu poema
    Marina

    ResponderEliminar
  6. En este Jueves.. paso solo a saludarte y desearte un bello fin de semana.

    Sabes....
    ¿Con qué se alimenta una flor?
    Con muchas gotitas de amor...
    Grandes partículas de amistad...
    Gran dosis de paciencia...
    Y sobre todo; con infinitas dosis de humanidad.
    Tú eres la flor de mi amistad...
    ¡No la dejes secar, por favor!

    Gracias por tus comentarios besitosss

    ResponderEliminar
  7. Sigo disfrutando te tus letras, cada palabra en el lugar qeu corresponde
    Distinto pero guarda la belleza de tu corazón
    Un beso de luz
    Monica

    ResponderEliminar

Gracias por tus comentarios se agradecen de corazón.
Ambar